8.6.08

La importancia de la tecnología

Este es mi séptimo mes de reflexiones en CincoDías. Mi columna mensual de los primeros viernes de mes me recuerda a los quehaceres de Carry Bradshaw en Sexo en Nueva York: cada uno de los episodios giraba en torno a una reflexión que la protagonista hacía en su columna del New York Star y que articulaba generalmente entorno a una pregunta.

Mi reflexión de este mes tiene que ver con lo siguiente: ¿son realmente las empresas de Internet compañías de tecnología? ¿qué es lo más importante, el modelo de negocio o la estrategia y ejecución del producto tecnológico? A mi juicio lo realmente importante es esto último, el producto y su desarrollo tecnológico. El modelo de negocio vendrá y si tú no lo sabes hacer, alguien le pondrá valor a tu producto y lo monetizará por ti.

Es curioso ver cómo esto, que yo considero lo más importante, es generalmente obviado. Son muchas las empresas de Internet que dan por descontado el aspecto tecnológico, lo subcontratan o lo menosprecian como si fuera un “commodity”: lo de menos es la página, eso se hace en dos patadas, lo importante es el modelo de pago y los acuerdos comerciales, dicen.

Google se ha definido desde su comienzo como una empresa de tecnología. Y es este quizá el secreto de su éxito. Yahoo es una empresa de media, Amazon de eCommerce, Ebay de subastas; Google es una empresa de tecnología, la innovación es una parte fundamental de nuestro ADN: el objetivo es tener las máquinas más potentes, al menos coste posible y con las mejores líneas de código para hacer servicios centrados en el usuario; punto. No sería posible disfrutar del Google que todos conocemos si no estuviesen detrás los mejores centros de datos con el código más eficiente gestionando ideas innovadoras.

Recuerdo una gran lección aprendida muy en línea con lo que luego me ha enseñado Google. Habiendo conseguido la financiación necesaria para montar idealista.com en el año 2000, decidimos subcontratar la construcción y el mantenimiento de la página a una gran empresa de consultoría y servicios: gran error. No solo pagamos cientos de miles de euros por ello, sino que al cabo de tan solo un año tuvimos que tirar todo ese código a la basura por la imposibilidad de los programadores que empezábamos a contratar de gestionar aquella programación prehistórica. Mantener las máquinas que habíamos pagado a precio de oro nos costaba al mes el sueldo anual del mejor de nuestros programadores y cuando la página se caía teníamos que decírselo nosotros...

La parte tecnológica es esencial y básica para un negocio de Internet. Somos sobre todo y por encima de todo empresas de tecnología. Nuestra ventaja competitiva vendrán por la posibilidad de hacer grandes cosas, para mucha gente y en muchos sitios: esto es solo posible con la mejor tecnología. Y la mejor tecnología no se compra a granel, hay que desarrollarla y controlarla internamente con el mejor talento y una cuidada gestión.

Y es que una ventaja competitiva en tecnología permite hacer los sueños realidad. Sin la mejor de las tecnologías detrás, YouTube no podría ser la mayor plataforma de videos, Amazon no podría ser la mayor tienda del mundo, ni Google Earth nos permitiría volar a cualquier sitio del planeta sin movernos de casa.

Artículo publicado en CincoDías el 6 de junio de 2008

11 Comentarios:

OpenID alfonsogu.com dijo...

Estoy de acuerdo contigo en lo importante de la tecnología como aspecto fundamental. Pero que seria de Google sin el modelo económico de la publicidad? Si hubiera vendido su servicio de búsqueda como pretendía en un principio en vez montarse en el tren de la publicidad on-line.

¿Crees que sería lo hoy es?

Claro está para mi todos los aspectos son importantes pero la tecnología no es más importante que la estrategia de negocio y viceversa.

Google está ahí porque lo ha hecho todo perfecto, tecnología+modelo de negocio.

Gracias por tu blog nos hace reflexionar sobre muchas cosas.

12:56 p. m.  
Blogger Bernzo dijo...

El modelo de negocio de Google existía ya. De hecho Google trató de incorporarlo de forma subcontratada a través de GoTo.com, luego Overture, y fue precisamente por razones tecnológicas por las que no lo hizo, desarrollando internamente un producto nuevo: Google Adwords.
El modelo de negocio es fundamental, pero si una tecnología puntera no es más una buena idea sobre el papel.

Tecnología sin idea, tiene valor. Idea sin tecnología no vale mucho.

5:50 p. m.  
Anonymous VSEO dijo...

Nunca saques de casa lo que tengas que retocar el día a día... Eso que comentas de idealista es cierto, lo he visto en otros lugares y desde luego que es una situación que crea dependencia. Muchas veces se consideran los desarrollos tecnológicos como acciones puntuales olvidándonos de que nunca tenemos un producto cerrado, que ha de evolucionar al mismo ritmo que nuestros clientes y nuestros competidores. Hay que hacer cambios cada día.

9:41 a. m.  
Blogger Mblue dijo...

Yo me planteo esa disyuntiva muchas veces y siempre acabo comparándolo con la Fórmula 1. ¿El coche o el piloto? Me quedo con una innegable interdependencia, pero también una más que notable evidencia: el piloto es eso, quien pilota la tecnología y no las victorias. El piloto de Ferrary en un Red Bull no conseguiría la pole nunca, el de Red Bull encajado en un Ferrary, tendría la oportunidad de conseguirla muchas veces :-)

1:09 p. m.  
Anonymous inaki dijo...

Gracias por el enlace. Muy considerado por tu parte aunq no sé si es voluntario.

Con respecto al artículo creo que es un tema que a ti te resulta muy obvio por experiencia, pero creo que tardaría en encajar en algunas cabezas

gracias de nuevo.

3:42 p. m.  
Anonymous César dijo...

Estimado Bernardo,

Siento mucho no estar de acuerdo con tu afirmación; la mejor tecnología, el mejor producto no es la clave del exito.

Al hilo de tu ejemplo, permíteme hacer un 'flashback' y revivir los comienzos de idealista.com. Una época en la que se empezaban a desarrollar productos; las visitas virtuales, las plantillas ASP para profesionales, las maquetas virtuales en 3D...

Recuerdo con especial cariño este último producto... podíamos tener la maqueta en 3D de un chalet texturizado, interactivo y con animaciones ocupando unos cientos de Kbytes...

¿Alguien lo recuerda? ¿algún asistente a la presentación ofrecida a la gente de Andersen Consulting?
Puede que sólo me acuerde yo...

Desgraciadamente esa tecnología, aún siendo la mejor en ese momento, no cuajó... no se 'monetizó' adecuadamente, no le interesaba a la gente en ese momento... quién sabe, puede que fuese otro "engaño de la aleatoriedad".

El caso es que por alguna razón ciertas tecnologías se aceptan y se convierten en parte de nuestras vidas mientras que otras no, y esta aceptación condiciona el exito de la empresa que puede pasar de un experimento curioso, a un hito en la tecnología de internet como YouTube o Google Earth.

11:14 p. m.  
Blogger Bernzo dijo...

César,

Acabo de tener un conversación muy interesante con uno de los mejores ingenieros en Google a cerca de este tema.

Me reitero en que sin una gestión excelentes de los recursos de tecnología las empresas de internet no podría ser lo que son.

El modelo de negocio debe llegar en algún momento, pero la tecnología es una condición necesaria, no suficiente, pero necesaria.

9:31 p. m.  
Anonymous César dijo...

Créeme si te digo que me habría encantado participar en esa conversación.
Ante todo decirte que soy un fan de la tecnología, puedes comprobarlo en mi modesto blog www.fernandezcano.es. Considero que los avances son importantes y hago todo lo posible por adaptarme a ellos evitando las resistencias al cambio.

Sin embargo, recordando un artículo de Jesús Encinar sobre cómo crear una Start-Up en internet (http://www.jesusencinar.com/2007/04/cmo_empezar_una.html) tengo que decirte que, aún concediéndote la razón cuando afirmas que "sin una gestión excelentes de los recursos de tecnología las empresas de internet no podría ser lo que son", el obtener una financiación para poder "tener las máquinas más potentes, al menos coste posible y con las mejores líneas de código para hacer servicios centrados en el usuario" es imprescindible e independiente de la tecnología.

Casos de mejor tecnología enterrada por tecnología más popular los tenemos tenido a lo largo de la historia:

¿Qué era mejor el sistema Beta o el VHS?... ¿Cuál de los dos se vendió mejor?
Si los Mac son mejores tecnológicamente, ¿por qué hay más PCs en oficinas y hogares?
Podemos recordar a empresas con productos muy avanzados tecnológicamente hablando que han ido a la quiebra por no resistir el llamado "vaporware" de compañías con un "marketing más agresivo".

He podido comprobar en carne propia varios de los problemas que expone Jesús en su artículo; no he podido desarrollar ciertos productos por razones que van desde la dificultad de encontrar socios fiables a la falta de financiación para poder suplir esas mismas faltas.

Por tanto creo que, tristemente, la tecnología no define el éxito de un producto o empresa, aunque reconozco la necesidad de la misma para las empresas de Internet.

6:48 p. m.  
Blogger Bernzo dijo...

César,

Estamos de acuerdo, condición necesaria pero no suficiente, como decía en mi post y comentarios :)

Un abrazo fuerte y suerte con tus aventuras!!!

7:53 p. m.  
Blogger GuS dijo...

Sin producto no hay modelo de negocio, pero sin modelo de negocio hay producto.

La diferencia de hacer un buen producto a uno malo multiplica las posibilidades de hacer un buen modelo de negocio.

Oferta y demanda. Lo primero es la necesidad, luego el producto que la cubre y luego la monetización.

1:51 p. m.  
Anonymous juan dijo...

El tema es que una tecnología buena y con utilidad a veces solo "aparece para el mundo" o bien por suerte o bien por tener gente especializada en su promoción.
Como emprendedor en tecnología, me estoy topando con esto, de hecho hemos decidido hacer nuestra propia apuesta de internet (a sacar pronto) para justo mostrar el poder de la tecnología, puesto que aunque hayamos podido obtener cierto reconocimiento por ella ciertas tecnologías están condenadas a que todos quieran ser "second adopter" y no el first adopter. Así que toca ser uno mismo el first adopter. Coincido contigo es que en este mundo marketiniano se desprecia la tecnología como una commodity.

12:13 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home