10.8.07

Steve Jobs y el iPhone

El día 27 de Julio me compré mi iPhone. Me parece un gran producto que supone un paso importante en el diseño de aparatos de comunicación y organización de la información. Es una primera versión y los avances superan en buena medida las limitaciones. Además, es una primera versión a la que siguen seguro versiones mejoradas.

Mi compra del iPhone, la lectura de este artículo de The Economist, y su cara a cara con Bill Gates, me han hecho pensar en la figura de Steve Jobs, sin duda fascinante.

Mi primera curiosidad en cuanto a su personalidad se despertó cuando eschuché su discurso de ingauración del curso 2005 en Standford. El hecho de que no acabase la universidad, le echasen de su propia compañía, Apple, con 30 años, sea la razón por la que Windows tenga elegantes tipos de letra y haya superado un cáncer, le hacían especialmente interesante. Lo que más me gustó de este discurso es su afirmación de que la vida tiene perfecto sentido en el espejo retrovisor del coche y parece siempre ser un abismo incierto en el parabrisas delantero :)

Hay un libro que tengo ganas de leer que habla con detalle de su ida y vuelta en Apple. Esta historia me parece especialmente interesante. En 1983, ante la preparación del lanzamiento del Macintosh, Steve Jobs le dice a John Scully, entonces presidente de Pepsi-Co, si va a estar vendiendo agua azucarada toda su vida o quiere cambiar el mundo junto con él. Steve estaba impresionado con la carrera fulminante de John, su educación y su éxito con el Pepsi Challenge, del que todos nos acordamos. Sin duda el dúo dinámico.

Pronto empezaron las desavenencias, uno republicano el otro demócrata; uno de masas, el otro de élites; uno de segmentación de mercados, el otro de pocos productos pero buenos; uno de alianzas, el otro de aventuras en solitario. En 1985 la junta directiva intervino apoyando el plan de John Scully y echando de la compañía a su fundador, Steve Jobs. Tenía 30 años. En 1993, la misma junta echó a John Scully ante el fracaso de su estrategia.

Steve Jobs es sin duda de personalidad complicada, extrovertido y le gusta la atención. Con una idea muy clara de lo que quiere, siempre ha hecho compañías con productos que a él le gustaría utilizar.

Lo más importante de su vida hasta ahora me ha parecido el cómo ha aprendido de sus propios errores. Una habilidad importantísima en cualquier emprendedor no temerario. La vida enseñó a Steve Jobs a ser pragmático. Después de que le quitaran la compañía que él había fundado y fracasar con un par de proyectos, entendió que es importante mantener el idealismo rompedor de una estrategia clara, pero también es importante saber cuándo tienes que sacrificar alguna de las cosas en las que crees firmemente para asegurar la supervivencia del proyecto.

Las personas que creen demasiado en sí mismas, siempre se les escapa algo. Su criterio no es infalible. No es bueno concebir la estrategia de uno como un todo. Lo importante es mantener la esencia y adaptar las partes. Mantener la dirección estratégica pero las decisiones tácticas tienen que ser algo cambiante, adaptativo y oportunista. Bill Gates es un maestro en esto.

Steve Jobs lo ha hecho con el iPod. Sacó una versión para Windows, ha demostrado que es capaz de sacrificar la pureza y exclusividad del producto por ganar cuota de mercado y masa crítica. Lo hará con el iPhone. Es muy posible que el iPhone no tenga en el futuro el sistema operativo de Apple y por el contrario tengo un sistema operativo en abierto que permita incorporar aplicaciones no necesariamente desarrolladas por Apple. Al menos esto tendría todo el sentido del mundo.

3 Comentarios:

Anonymous Pablo dijo...

a mi sin duda me encanto el libro "DE PEPSI A APPLE" donde se naara lo que comentas de la Steve yendo a buscar a Sculley y todo el proceso de subida y caida. Esta escrito por Sculley.

Cuando muera Steve JObs será sin duda cuando se le reconozca todo lo que ha hecho

7:58 p. m.  
Blogger Leo Borj dijo...

A mí, sinceramente, me emocionó el vídeo y más cuando la imagen que tenía de el estaba muy influenciada por la película "Los piratas de Silicon Valley", que no le describía como un angelito precisamente.

11:19 p. m.  
Blogger Chris in The Morning dijo...

ejem... lo que dices de que bill gates es un maestro, en realidad parece qeu estás descirbiendo a Steve Jobs y a apple...

1:17 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home